Mukha- Abhyanga

Masaje facial ayurvédico: Es difícil no sonreír desde lo más profundo de uno mismo después de recibir un masaje facial ayurvédico. Este intrincado masaje activa centros muy profundos del cerebro, puntos reflejos y meridianos (Nadis) de energía, así como la circulación del rostro, logrando una relajación total del cuerpo. Libera tensiones de la nuca, los hombros y la cara, reequilibrando la energía desde la cabeza hasta la punta de los dedos de los pies. Se utilizan aceites con extractos de hierbas para trabajar tanto el tipo de piel como la constitución (en función del Dosha).

Luce una piel nutrida y brillante, ¡y disfruta de la experiencia!

Eget aptent dictumst quam nisl

Justo dictumst proin